Si estás leyendo este post …

… es que el fin del mundo no ha llegado… aunque lo parezca.

A la vista de que no había futuro, el presupuesto en jamones y buen vino lo hemos gastado, como gente previsora y racional, en encargar varias cápsulas del fin del mundo como éstas a unos constructores chinos de toda confianza.

Sabemos que el papel pintado del interior es un espanto y que tal vez la puerta de la cápsula no aguante sólo a base de cinta americana pero ¡somos unos románticos y nos atrajo su estética de Estrella de la Muerte y el aire viscontiniano de la promo!

En fin, que os habréis de conformar con nuestros deseos sinceros de que el 2013 sea un año estupendo. Por lo pronto empieza matando al 2012 que ya de por sí dice mucho a su favor.

¡Feliz 2013!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *